Frases para Pensar

Frases para Pensar - Frases.eu
Que todo lo que hagas en tu vida sea con amor y respeto por ti mismo. Con esa regla clara, es difícil que te equivoques o te arrepientas.
Confía ante todo en tu criterio. Sólo tú sabes quién eres y lo que realmente necesitas.
Puedes sentirte muy bien rodeado de otras personas, pero el verdadero objetivo es sentirte a gusto contigo mismo.
Aprende a valorar cada cosa buena que la vida te ofrece, por simple que parezca. No seas de los que valoran algo nada más perderlo.
No dejes de vivir con felicidad cada suceso ordinario de tu vida, porque la vida es precisamente eso, momentos.
Si haces las cosas de corazón, sin mala intención, dando lo mejor de ti mismo, no deberías arrepentirte, sea cual sea el resultado.
Nadie gana todo el tiempo. Nadie sabe todo. Nadie es perfecto. Eres tú, eres único y eso es maravilloso.
Las relaciones deben fluir, desenvolverse, seguir o terminarse. No te aferres. Más tarde entenderás el sentido de cada principio y de cada final.
Cuando comprendas que nadie es imprescindible en tu vida, podrás relajarte y disfrutar de los vínculos y de las situaciones tal como se dan.
Lo que nos desilusiona no son las personas, sino nuestra propia costumbre de idealizarlas.
Vivir cosas negativas es algo que no podemos evitar. Lo que sí podemos evitar es que nos hagan más daño del necesario.
Llorar es bueno. La tristeza es un sentimiento necesario y sano a veces. Pero no debes permitir que las lágrimas y la tristeza se apoderen de tu vida.
Creer en los demás no te hace tonto. La vida te va enseñando en quién vale la pena confiar y en quién no debes depositar tu confianza.
Puedes quedarte sentado lamentando tus errores o salir a caminar y buscar aciertos nuevos.
El día que dejes esperar de los demás, vas a empezar a generar por ti mismo.
Todos hacemos lo mejor que podemos. Y eso te incluye. Deja de castigarte por tus errores.
Todos tenemos problemas y dificultades. La cosa es qué hacemos con ellos.
Ser optimista no significa sentarse a esperar que la vida te haga obsequios. Significa salir con esperanza a buscar lo que soñamos.
Quien ve el lado positivo de las cosas siempre tiene una razón para sonreír.
Lo peor que puedes hacer con un error es permitir que te quite las ganas de seguir intentando.
Puede doler que una persona no te quiera. Pero dejar de querer sólo por esa razón, es una pésima decisión que solo te daña a ti mismo.
Cuando dejes de llorar por lo que no fue, verás la cantidad de motivos que tienes para sonreír.
Siempre hay alguien que te quiere y te necesita, pero a veces estás demasiado enfocado en quien no te quiere como para notarlo.
Hacer algo por los demás cuando estamos tristes, es una gran forma de darnos cuenta de que todos tenemos penas y que podemos hacer mucho por alguien más.
No importan los fracasos. Cuanto más intentos, más fuerte te sentirás y más herramientas para la próxima.
Cuando algo se termina, tú eliges con qué quedarte: Con lo positivo para aprender o con lo negativo para vivir en el rencor.
Tú no vives para complacer a nadie y los demás no viven para complacerte. Entender esto te ayudará a vivir mucho más relajado.
No expliques tanto. Uno habla más con sus acciones que con sus palabras.
Cuando alguien te dice lo mucho que te quiere, pero no puede demostrarlo, es un gran momento para tomar distancia.
Aléjate de aquellas personas que sólo te usan para llenar sus vacíos. No eres relleno, eres mucho más que eso.
Cuando dejes de buscar compañías simplemente para no estar solo, verás que te vuelves más selectivo con tus relaciones.
No te conformes. No te asustes. No te resignes. No te rindas.
Vas a volver a sonreír. No te preocupes. Esto es solo un momento.
Haz cosas que ames sin importar cuál es la ganancia que obtienes. En el mero hecho de hacerlas, ya estarás ganando.

Tus Comentarios

Privacidad