Frases Bonitas

Frases Bonitas - Frases.eu
Quien se da a sí mismo el valor que tiene, siempre sabrá cómo hacer para ir en busca de lo que realmente merece.
Si deseas conocer a las personas realmente, fíjate en lo que hacen, en lo que brindan. Busca en sus ojos. No mires lo que poseen ni lo que dicen, porque la esencia nada tiene que ver con eso.
Ocúpate de ser cada día más real, más sincero contigo mismo, más felíz, en lugar de preocuparte por ser cada día más perfecto.
Nadie sabe cómo de larga es la vida. Y esa es la excusa perfecta para decidirnos a vivir cada día plenamente, como si fuese el último.
No seas de aquellos que valoran las cosas cuando las pierden. Valora cada bocanada, cada puesta de sol, cada abrazo, como un regalo único e irrepetible.
No te preocupes tanto por lo que posees. Fíjate a quienes tienes a tu alrededor: Allí radica tu verdadera riqueza.
Jamás malgastes tu tiempo en desearle el mal a quien te hiere. El que obra mal ya tiene bastante con su propia consciencia.
Llorar no está mal y a veces es necesario. Siempre y cuando no te permitas hundirte en tu propio mar de lágrimas.
La felicidad no es una línea de llegada, sino una decisión permanente de disfrutar al máximo cada instante de nuestra vida.
No sufras porque algo se terminó. Cada historia, por poco que dure, ha dejado algo positivo que vale la pena atesorar.
Eres producto de todo lo bueno y lo malo que has vivido. No reniegues de ello porque sería renegar de ti mismo.
Jamás te sientas solo cuando estés contigo mismo. Eres la mejor compañía que puedes tener.
El amor se construye de gestos, de momentos, de presencias. Nunca te quedes anclado en amores que sólo se alimenten de palabras y promesas.
Quien te ama realmente siempre sabrá colocarse en la posición justa desde donde pueda verte desplegar las alas y volar.
No intentes cambiar a nadie ni permitas que nadie te cambie. No busques que nadie te complete ni ser una pieza que encaje en la vida de otro. El amor acepta. Sin condiciones.
Estamos tan acostumbrados a tener lo que tenemos que muchas veces no le damos el valor que merece. Jamás olvides mirar bien y luego agradecer.
Preocúpate más por lo que das que por lo que recibes. Existe una ley del Universo, que sabrá retribuirte por ello de forma justa y equilibrada.
Haz todo lo que desees, todo lo que sientas. El que hace se equivoca y cuanto más haces, más errores cometerás y más aprenderás de ellos.
Quien consigue lo que quiere es aquel que a pesar de las dificultades del camino, jamás se permitió renunciar a sus sueños.
No interesa lo que otros opines de ti. Lo que importa realmente es que tu concepto de ti mismo sea cada vez más elevado.

Tus Comentarios