Frases de Decepción

Frases de Decepción - Frases.eu
Y no supiste amarme, por mucho que intenté enseñarte con el ejemplo, amándote con lo mejor de mí.
Me juran que voy a volver a sonreír. Quizás nadie llega a comprender que te has llevado mi vida.
Haber confiado en ti, haberte entregado mi corazón, fue el error más doloroso de mi vida.
Y te vas sin mirar atrás y yo no puedo hacer otra cosa que recordar, porque siento que sin ti no existe futuro.
No importa si no me queda nada. Lo más importante era tu amor y te lo has llevado contigo.
Me enseñaste a amar como jamás pensé y hoy me estás enseñando a sufrir de una forma que creí que no existía.
Mi alma se colmó de amor cuando te vi y hoy se colma de tristeza al no poder comprender tu adiós.
Tu silencio era la única respuesta que no deseaba recibir, cuando te expresé lo mucho que te amaba.
Por fin entiendo el dolor que significa un amor no correspondido. Supongo que debo agradecerte esto.
Nadie me avisó que podía doler tanto conocerte, tenerte y perderte.
Saber que hoy otra persona ocupa ese lugar, que decías que era para mí, es mucho más de lo que mi corazón puede soportar.
Tú tienes suerte porque puedes querer a todos, a cualquiera, a nadie, y yo sólo puedo quererte a ti.
Creía que era especial, que era tu amor y hoy me di cuenta que sólo fui una fecha más de tu juego.
Me refugio en el silencio porque por fin comprendí que no existen palabras que puedan abrirme las puertas de tu corazón.
Ya no voy a esperarte, pero en el fondo de mi corazón siempre voy a desear verte regresar.
Puedes creer que continúo con mi vida. Porque respiro, porque sonrío, a pesar de que la herida que dejaste me ha partido el corazón.
Lo más triste que me hiciste, fue impedirme confiar en otras personas que realmente merezcan mi amor.
Nadie me avisó lo cruel que podías ser. O me lo avisaron y yo no quise escuchar más que tus palabras de amor.
La única culpable, la que permitió que jugaras con mi corazón hasta romperlo fui yo, y eso es quizás lo que más me duele.
Quizás solo fui una tonta al decirte que te amaba. Quizás el tonto eres tú por no saber responder a este amor.
Sé que alguna vez va a pasar pero hoy me duele tu traición y mucho más me duele tu ausencia.
Todo lo que soñaba para mi vida estaba ligado a nosotros dos y ahora me toca deshacer el nosotros y ser solo yo.
He cometido muchos errores, pero el más triste de todos fue entregar mi alma a quien sólo buscaba jugar con ella.
Algunas personas no entregan el alma y por eso salen ilesos, como tú, que sólo estabas de paso por mi vida.
Ahora entiendo tu juego. Lástima que no lo pude entender desde el principio, porque hubiese evitado involucrar mi corazón.
Voy a seguir viviendo y voy a volver a sonreír. Lo que seguramente no vuelva a hacer es confiar en alguien como alguna vez confié en ti.
Más que tu traición, me duele no saber cómo matar este amor que a pesar de tu golpe sigue latiendo como el primer día.
Ojalá mi amor se fuera tan rápido como tú te fuiste, sin dejar huellas, sin mirar hacia atrás.
Nunca intenté ocultar mi amor por ti, porque nunca creí que lo usarías para hacerme tanto daño.
He intentado de todo para olvidarte. Ahora por fin comprendo, que lo único que puedo hacer, es dejar que el tiempo se encargue de borrarte de mi corazón.
Ojalá pudiera quitarte de mi vida de forma tan sencilla como te dejé entrar.
Quisiera que el daño que me hiciste, al menos me hiciera más sencilla la tarea de olvidarte, pero ni siquiera es así.
Ve con más cuidado la próxima vez que jures amor, porque podrías destruir el corazón de alguien más como lo hiciste conmigo.
Tú acumulas amores y yo acumulo lágrimas por haber creído que en verdad era algo para ti.

Tus Comentarios

Privacidad