Frases Bonitas de Amistad

Frases Bonitas de Amistad - Frases.eu
La amistad es ese amor que se brinda porque sí a otro, por el simple hecho de sentir que hemos encontrado un alma con quien compartir codo a codo nuestra vida.
La fortuna no se mide en bienes, sino en verdaderos amigos.
Un amigo es aquel que te elige siempre, incluso en tu peor versión, incluso cuando tenga mil cosas más divertidas que hacer que estar contigo.
Un amigo será tu fortaleza cuando tengas miedo, cuando no encuentres tu propio valor, cuando no sepas qué camino tomar.
Un amigo de verdad nunca se va del todo. Puede haber distancias físicas en la amistad, pero nunca distancias del corazón.
Exprésale con hechos y palabras a tus amigos cuanto los quieres. A la amistad, al igual que al amor, le gustan las palabras.
Nunca pierdas un amigo por orgullo, porque estarás perdiendo una parte de ti que difícilmente puedas reemplazar.
La amistad no evalúa conveniencias. La amistad se brinda de todo corazón, con toda el alma, con el amor más puro.
Un amigo estará allí creyendo en ti, inclusive cuando tú mismo hayas perdido la confianza en tus propias capacidades.
El abrazo de un amigo, es capaz de reconstruirte el alma cuando creías que todo estaba perdido.
La amistad requiere tiempo, cariño, trabajo. No es moneda de cambio, no es algo que puedas reemplazar.
Si tu vida es triste, solitaria y sientes que le falta sustancia, probablemente estás omitiendo el ingrediente de la amistad.
Una vida sin amigos es como una vida sin la energía y el calor del sol.
No importa cuánto de lejos se encuentre. Un amigo es aquella persona capaz de tocarte el alma estando a miles de kilómetros.
Un amigo no te juzga, no te condena, no te critica. Te aconseja, te acompaña y te ayuda a transitar tus errores y aciertos.
La amistad es ese Tesoro, que hace que nuestras penas duelan la mitad y nuestras alegrías se disfruten por partida doble.
Ningún infierno es tan oscuro ni difícil de atravesar, si tienes a tu lado a un verdadero amigo.
Cuanto más desolado estés, más probabilidades tendrás de descubrir quiénes son tus verdaderos amigos.
Una amistad verdadera jamás cierra sus puertas, por difíciles que sean los tiempos.
Un amigo sabe brindarte las palabras adecuadas y también sabe cuándo lo único que necesitas es un abrazo en silencio.
Muchas veces, un verdadero amigo cumple los roles que la propia sangre no puede.
Un amigo de verdad siempre sabe cómo estás, incluso si ni siquiera te lo ha preguntado.
En la diversión y el éxito puede haber muchos cerca de ti. Fíjate quién está en las derrotas: Ese es tu amigo.
Un amigo estará allí para intentar evitar que derrames tus lágrimas. Pero si no puede hacerlo, estará allí para ayudarte a secarlas.
Cuanto más parezca que tu vida se oscurece, más brillará la presencia de un verdadero amigo.
Si existe compañerismo, solidaridad, entrega desinteresada, respeto mutuo, sin dudas existe amistad.
Considérate dichoso, si al acabar el día, tienes a un amigo a quien contarle tus alegrías y tus penas.
Qué equivocados estamos, cuando sentimos que todo nos sale mal, si en nuestra vida tenemos personas a quienes llamar amigos.
Cuando un amigo te acompañe y te demuestre su cariño, siéntete orgulloso. Seguramente tú te has comportado como un verdadero amigo cuando él te necesitó.
La amistad da y recibe. Hoy por ti, mañana por mí, y así sucesivamente. Sin medidas.
Un amigo es el único capaz de sacarte una sonrisa sincera, en el día más gris de tu vida.
Escucha a tus amigos, aunque no te guste lo que dicen. Son la parte más sana de ti mismo, quienes más te conocen.
Un amigo no es aquel que tiene una vida idéntica a la tuya, sino quien a pesar de lo diferente que sea su vida, siempre guarda un lugar de privilegio para ti.
Cuando estés enojado con un amigo/a, piensa cómo sería tu vida sin él/ella.
Ningún desacuerdo es importante ni definitorio cuando el lazo de amistad es realmente sincero y recíproco.

Tus Comentarios

Privacidad